FANDOM


Recolectordeniebla

Nos sorprenderíamos de comprobar la cantidad de litros de agua que recogen estas redes capturadoras del agua de la niebla.

El 14 de agosto de 2000, una pantalla atrapanieblas (recolector de niebla) de un metro cuadrado de superficie, localizada en la península de Anaga, al NE de la isla de Tenerife, permitió la recogida de 62,5 l/m2 de agua procedente exclusivamente de la niebla.
Sirven para aprovechar esas partículas minúsculas de agua que flotan en el aire saturado de humedad. Las gotas de esta niebla quedan atrapadas por la malla y, poco a poco, van aumentando su tamaño hasta que adquieren el suficiente como para caer por la acción de la gravedad a un recolector de agua. A través de un canalón, este agua llega a uno depósito. En muchas zonas de Lleida ya han instalado muchas de estas redes. Otra forma de conseguir agua para momentos de sequía.

Hace 30 años, el meteorólogo canadiense Robert Schemenauer se paró a pensar en cómo era posible que sobreviviera la vegetación selvática de algunas zonas del mundo donde apenas llovía. Y se dio cuenta de que lo hacía gracias a los bancos de niebla. A imagen y semejanza de la naturaleza, diseñó unas mallas de hilo capaces de recoger el agua de la niebla y abastecer a poblaciones enteras. En la actualidad, hay pueblos en el altiplano suramericano cuyo único aporte de agua procede de la recogida de la niebla gracias a estas mallas hechas con hilos de polipropileno[1].

  1. Fuente de información: http://resseny.blogspot.com.es/2009/04/atrapanieblas.html